634 219 119 info@byanarrow.com

Mi nombre es Victoria y soy fotógrafa. Y no, no os voy a decir lo muchísimo que me gusta hacer fotos, ni cuantos años llevo con mi cámara, ni si me la llevo a todas partes por que ni siquiera sería verdad,.. mucho menos cómo encontré el mundo de las bodas a través de mi pasión, la fotografía,.. por que ni fue así ni mi pasión es esa,.. exactamente.
Tengo 28 años, puedo decir que no soy muy normal, y que siempre he soñado con mi boda y con formar una familia, soy una enamorada del amor, una tonta que cree en las medias naranjas, la que llora al ver a dos personas que se quieren. Por qué aunque no lo parezca y las apariencias engañen, soy de esas que dicen ‘cuqui’ se tiñen el pelo de rosa (y cien mil colores más), y hablan del ‘amor fuertecito’.

Me gusta llorar casi tanto o más que reír, en realidad soy una experta en hacer y sentir ambas cosas a la vez como una estúpida. Me gusta cuando vosotros lo sentís, casi tanto como sentirlo. Me gusta ver como os enamoráis cada día un poquito más hasta que llega el día de vuestra boda y explotáis, ver como lo eleváis a la enésima potencia cuando creáis una familia; ser testigo y a la vez ser la única, a la que vosotros habéis escogido, para transformarlo en recuerdo por que sin los recuerdos lo vivido no perdura con el paso del tiempo.
Adoro los animales y amo a los gatos sobre todas las cosas. Me gustan las personas, los niños MUY muchísimo.. pero el amor, cuando es de verdad (por que eso se nota), todavía me gusta más.

Ella es mi hermana, la otra parte de BAW, mi amiga, mi socia, muchas veces mi madre (por que soy bien de cabra loca), pero sobre todas las cosas lo mejor que tengo en mi vida.

Gracias a ella estamos aquí 8 años después al pie del cañón, por perseverante. Diseñadora gráfica de profesión, reina del buen gusto, maniática de las tipografías bonitas, la organización y buena loca de los ramos de flores.

Mami de mis preciosos sobrinos, con los que descubrí lo importante de fotografiarlo todo, y de querer cómo nunca lo he hecho,.. y ahí si fue cuando descubrí mi pasión, la fotografía familiar.